¿Tienes miedo de firmar contratos?

Por: Luis Rodríguez

Seamos sinceros, habemos quienes ni siquiera tenemos una firma, simplemente escribimos nuestro nombre completo y ya. Eso puede darle pena a unos y a otros tal vez no, pero realmente el diseño de la firma no es lo importante, sino lo que se está firmando. 

Cuando te acepten en tu primer empleo es muy probable que te encuentres con un contrato laboral que tendrás que firmar sí o sí ¿Por qué? Porque lo dice la ley. El artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo establece que “Se entiende por relación de trabajo, cualquiera que sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario”.

Y precisamente por esto es que los contratos son importantes, pues con ellos se verifica que ambas partes están de acuerdo y que la ley se cumpla. Básicamente, con los contratos quedan establecidos los acuerdos en la relación de trabajo entre la empresa y la persona que va a trabajar, definiendo horas de trabajo, monto de sueldo, horarios de turno, etc.

Si estás por aceptar un trabajo y es tu primera vez firmando un contrato, no te preocupes aquí te dejamos las cláusulas que, por ley, deberían de aparecer en un contrato laboral:

  • Lugar y fecha del contrato
  • Individualización de las partes con indicación de la nacionalidad y fechas de nacimiento e ingreso del trabajador
  • Determinación de la naturaleza de los servicios y del lugar o ciudad en que hayan de prestarse. El contrato podrá señalar dos o más funciones específicas, sean éstas alternativas o complementarias
  • Monto, forma y período de pago del sueldo acordado
  • Duración y distribución de la jornada de trabajo, salvo que en la empresa existiere el sistema de trabajo por turno, caso en el cual se estará a lo dispuesto en el reglamento interno
  • Plazo del contrato
  • Demás pactos que acordaren las partes

Ahora, quizás todavía quieras saber más información sobre esto, es por eso que tenemos un curso para que conozcas todo sobre tus DERECHOS LABORALES. Aquí aprenderás todo esto y más para que esté preparada para cuando aceptes tu primer o cualquier oferta de trabajo.

Por último, es importante mencionar que puede ser que muchos de los primeros empleos de las personas sean apalabrados, y a pesar de que sí es válido, no se recomienda por la dificultad de demostrar los acuerdos y cláusulas que se pactaron. No por nada existe el famoso dicho ‘papelito habla’.

El mundo de los contratos puede ser complicado pero no imposible de entender, si quieres conocer más información sobre contratos de trabajo puedes consultar este sitio.