El efecto de las historias en nuestro cuerpo

El storytelling no es solamente un arte, también existe mucha ciencia detrás de una buena historia y de lo que pasa dentro de nosotros cuando escuchamos una buena historia.

En un artículo para la revista Scientific American, Jeremy Hsu expone un dato muy interesante: 64% de nuestras conversaciones están compuestas por historias personales o chismes. Piensa por un momento en las conversaciones que tienes en el día a día o quizás en una semana. Probablemente descubras que la mayoría de las cosas de las que hablas entran justamente en historias (de otras personas o tuyas) o chismes. Preguntas como, ¿cómo te fue ayer?, ¿viste lo que sucedió en este lugar?, ¿supiste lo que pasó a esta persona? Son preguntas que típicamente hacemos en nuestro día a día y refuerzan el hecho de que las historias simplemente forman parte de nosotros.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando escuchas una historia? Alguna vez te has preguntado porqué al escuchar una historia te conmueves o sientes una mayor empatía, esto no sucede por casualidad. Las historias (las buenas) tienen un efecto en nuestro organismo que produce cambios en comportamientos, creencias e inclusive nos motiva a la acción.

En 2014, Paul Zak, un neuroeconomista y profesor de Claremont Graduate University, encontró un neuroquímico llamado oxitocina y descubrió que este es la clave para promover la cooperación entre las personas, por lo que junto con su equipo buscaron la forma de provocar que el cerebro produjera ese organismo, y lo que encontraron fue muy interesante.

En los recursos te dejamos el artículo para que lo leas y veas el efecto que tienen las historias.

Fuentes
Hsu, J. (2008, August). The Secrets of Storytelling: Why We Love a Good Yarn.

Link: https://www.scientificamerican.com/article/the-secrets-of-storytelling/

Zak, P. (2014). Why your brain loves good storytelling?

Link: https://hbr.org/2014/10/why-your-brain-loves-good-storytelling